En San Valentín, soy mi cuento perfecto

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on email

Uno de los panoramas por excelencia para este 14 de febrero es ver películas románticas hasta el cansancio. Porque seamos sinceras…las historias de amor nos encantan. Somos amantes del romance y tenemos esa historia especial que nos hace suspirar y que soñamos con que algún día sea la nuestra. Pero la vida no es una película de Hollywood y tampoco tenemos nuestro propio cuento perfecto… ¿o sí?

Por Karina Ortega Álvarez

… Y la princesa cansada de esperar que el “príncipe azul” viniera a su rescate, amarró su cabello, abrochó sus zapatillas y se enfrentó al dragón…

Se acerca el día de San Valentín, la fecha favorita de los enamorados y los floristas de la ciudad. La pasión ya se siente en el aire y nuestras redes sociales se llenan de panoramas y parejas que gritan su amor a los cuatro vientos.

Desde pequeña nos hicieron creer que los cuentos perfectos existían, pero adivina ¡no existen!, o al menos no como nos enseñaron. Tardamos años en entender que el “príncipe azul” somos nosotras y que el “felices para siempre” es una simple ilusión. Es recién en esta época en que nos cuestionamos ese cuento perfecto… ¿será todavía así?

“Mi cuento perfecto es vivir de lo que amo” (Javiera Méndez, 25 años, diseñadora de vestuario). “Mi cuento perfecto es tener un buen trabajo, un lugar donde vivir, alguien a quien querer, buenas amigas y una familia bacán” (Yohanna Cabrera, 33 años, traductora). “Mi cuento perfecto es ser feliz y dependiente de mi misma” (Katherine Valenzuela, 28 años, educadora de párvulo)

Porque ya no necesitamos a una pareja para vivir nuestra propia historia de amor. Le preguntamos a 30 mujeres que van desde los 20 a 35 años sobre cuál es su “cuento perfecto”. En las respuestas todas concordaron en que la independencia y la estabilidad emocional y mental son fundamentales para vivir esa historia de ensueños.

“Mi cuento perfecto es convertirme en una mujer a la que nunca se le acaben las ideas para hacer cosas” (Nayareth Navarrete, 21 años, estudiante). “Mi cuento perfecto es vivir en un lugar donde me sienta feliz” (Eugenia Sepúlveda, 32 años, traductora). “Mi cuento perfecto es no quedarme con las ganas por miedo a fracasar” (Rebeca López, 24 años, artista).

Incluso las mismas historias que antes veíamos en el cine o leíamos en los libros han cambiado. Hoy la heroína de la historia puede lograr sus objetivos sola, es independiente, y si alguien la quiere acompañar ¡bienvenido sea! Pero ojo, que no estorbe con los propósitos que ella tiene. Disney e incluso las grandes productoras de cine buscan a protagonistas fuertes, seguras de si mismas y con objetivos claros.

“Mi cuento perfecto es poder lanzarme al mundo y vivir de lo que me gusta hacer” (Bárbara Bastidas, 28 años, guionista). “Mi cuento perfecto es disfrutar mi vida, disfrutar lo que hago y disfrutar a mi hijo y familia” (Mariángel Silva, 34 años, mujer emprendedora). “Mi cuento perfecto es estar con las personas que amo y que me amen con las mismas fuerzas que yo lo hago” (Francisca Rodríguez, 29 años, guionista y estudiante).

Porque el concepto del amor se ha ido transformando con los años. Hoy se busca una pareja que complemente nuestras vidas y no que la complete. Este Día de los Enamorados que los panoramas no falten y que estés rodeada de esas personas importantes en tu vida, puede ser tu pareja, tus amigas o amigos, tu familia, alguien especial o simplemente contigo misma. En San Valentín disfrutemos y celebremos el amor en todas sus formas, pero sobre todo celebremos el amor propio.

“Mi cuento perfecto es confiar más en mí, en las cosas que sé hacer y no tener miedo a equivocarme” (Constanza Vallejos, 28 años, veterinaria). “Mi cuento perfecto es vivir bien, no depender económica ni emocionalmente de nadie” (Victoria Celedon, 31 años, mamá emprendedora). “Mi cuento perfecto es vivir agradecida por quien soy y lo que he logrado, ser capaz de conocer mis fortalezas y debilidades” (Carolina Ruíz, 32 años, profesora de inglés).

 Porque la verdad es que nosotras somos nuestro propio cuento perfecto y está en nuestras manos hacerlo realidad.

…la princesa miró a su alrededor, el dragón yacía muerto a su lado y sonrío, era momento de continuar, de avanzar y de vivir…

Lo último

Suscríbete